23 junio, 2015
0
Noticias
Emprendimiento
 
Parte del equipo promotor de BRAIN

Sentar en una cafetería a diez estudiantes del master ‘Lógica, Computación e Inteligencia Artificial’ de la ETSI Informática puede dar lugar a inquietantes conversaciones que rozan la ciencia ficción. Pero lo realmente interesante llega cuando estas conversaciones van tomando la forma de una idea real: investigar en generar e implementar algoritmos para saber cuándo y dónde invertir en bolsa consiguiendo obtener los máximos (o al menos algún) beneficio.

Y así, café tras café, semana tras semana, esta idea ha ido evolucionando hasta transformarse en una incipiente startup llamada BRAIN, ganadora de uno de los premios de nuestro concurso de emprendedores el pasado mes de marzo.

BRAIN busca desarrollar técnicas de análisis financieros de mercados y de inversión distintas a las que actualmente utilizan las grandes compañías. Para ello, un equipo multidisciplinar formado por ingenieros informáticos, matemáticos y un biotecnólogo utiliza técnicas de inteligencia artificial, computación natural y modelos no convencionales. A primera vista puede llamar la atención que en una idea de trasfondo financiero falte en el equipo un perfil de corte puramente económico, pero si les preguntas por ello te responden alto y claro: “Cuando John Nash desarrolló su teoría de juegos estaba haciendo matemáticas, no estaba pensando en aplicarla a la teoría de la competitividad, sin embargo se llevó el premio Nobel de Economía”. Y es que los conocimientos adquiridos por sus carreras y su afán por aprender los convierten en un equipo técnicamente muy competitivo para llevar a la práctica lo que les ronda por sus cabezas: “Hacemos inteligencia artificial, un paso más allá de las matemáticas que viene mucho mejor para analizar cosas caóticas, que se mueven y cambian en el tiempo, como es el caso de la bolsa” explica Jesús Horno, uno de los promotores.

Su método consiste en analizar el mercado bursátil usando métodos no convencionales de inteligencia artificial inspirados en la naturaleza. “Inspirarse en la naturaleza para resolver un problema de optimización es algo tan sencillo como fijarse en los pájaros para hacer que un avión vuele o mirar a los peces para que un submarino vaya más rápido”, reflexiona Pedro G. Ros, otro de los promotores. Sin embargo, son conscientes de que sus retos como emprendedores no son tan fáciles: desarrollar este tipo de técnicas, desconocidas a priori, calibrarlas, refinarlas y testear los modelos de forma que todo funcione y resulte atractivo para sus posibles clientes, detectar nichos de mercado, etc. Algo que de momento puedes ir consultando en su página web: http://brainfinances.com/

Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>